Agosto 2009


Escribí vos31 Ago 2009 06:15 pm

Hoy te presento un cuento de la escritora Carolina Loza, de 10 años, escrito con mucha ternura y amor por los animales. ¡Que lo disfrutes!:

El perrito perdido
Por Carolina Loza

Había una vez en una ciudad muy grande un perrito abandonado. Estaba hambriento y todo sucio, las personas lo ahuyentaban como todos hacemos con los perros no conocidos. Nadie lo quería, todas las heladas noches el perrito dormía acurrucado en un edificio muy pero muy viejo. A la mañana siguiente tenía mucha hambre, entonces se fue a buscar comida. Recorrió toda la ciudad y por fin encontró algo tirado, lo comió, después se fue a pasear. El miraba a otros perros caminando con sus dueños. El deseo de ese perrito era tener una familia, también vio a los cachorritos de la tienda de mascotas cuando los adoptaban. El pensaba qué lindo sería tener una familia. Un día, una niña hermosa y rica deseaba tener una mascota con quien jugar, nadie quería jugar con ella en el palacio, todos estaban siempre ocupados, y entonces le pidió a su padre que la llevara a comprar una mascota. En eso, cuando iban caminando, la niña vio al perrito abandonado, ella lo miró por un instante y vio en sus ojos que él la necesitaba. Al verlo, le dijo al papá, él la miró a la cara y dijo “¿por qué mejor no te comprás un pudde de $985826725?”, y la niña respondió: “¡pero ese perrito me necesita mucho!”. El papá, muy enojado, alzó la voz y por primera vez le dijo “¡no!” a su hija querida. Eso le dolió, pero no podía dejarlo pasar. La niña sorprendida se fue corriendo, luego volvió y se quedó unas horas con el perrito, lo miró un rato y luego se fue a la mansión muy pero muy triste y se acostó. El padre, esa noche, pensó lo que le dijo a su hija y por fin se dio cuenta. Al otro día, el padre le tenía una sorpresa: cuando ella se levantó, le entregó una caja; adentro estaba el perrito, bañado y satisfecho con la comida que le habían servido. La hija le dijo a su padre:

- Gracias, te quiero mucho.

El papá contestó:

- No me digas gracias, hija. Si no fuera por vos, no me hubiese dado cuenta.

La hija rió y se fue a jugar con su nuevo perro. El papá miraba por la ventana cómo se divertía, y desde ese día vivieron todos felices, hasta el perrito perdido que ahora tiene una familia.
C.L.

¡Felicitaciones, Carolina! Espero un nuevo cuento con otro animalito, ¿sí?

Enviar este artículo por e-mail Enviar este artículo por e-mail

Mis Libros28 Ago 2009 05:19 pm

Se hizo desear un poquito, pero ya está en las mejores librerías de todo el país mi nuevo libro “Maldito mp3 y otros cuentos de terror“.

Se trata de ochos historias de gente común, chicos y adultos, a quienes les ha tocado ser protagonistas de situaciones que te harán erizar la piel: Descenso al Infierno, El Abismo, El Loco de los Grafittis, Nunca Maltrates a un Perro, El Castillo de Arena, La Leyenda de Ronnie, La Casa del Viejo Hans y Maldito mp3.

Con buenísimas ilustraciones de Emiliano Pereyra y la impecable edición de Silvia Portorrico y su equipo de Editorial Atlántida, espero que este libro te dé tanto chucho de miedo como a mí.

¡Sólo para valientes!

Enviar este artículo por e-mail Enviar este artículo por e-mail

Eventos27 Ago 2009 02:20 pm

Otro ejemplo de gente creativa y virtuosa, esta vez relacionada con la música. No te pierdas este concierto de flauta traversa ¡a cuatro manos! Y yo que no sé tocar ni una cornetita en una fiesta de casamiento…

Gracias Finder por este dato.

Enviar este artículo por e-mail Enviar este artículo por e-mail

Eventos24 Ago 2009 12:17 pm

Las mascotas de los escritores
Por Carola Sixto

No es nuevo decir que los escritores suelen ser personas “caseras”. Sobre todo si hablamos de escritores de la época pre-laptop, que pasaban horas y horas encerrados en sus escritorios escribiendo. Y al parecer, estar mucho tiempo en casa, facilita algunas cuestiones, como por ejemplo, tener una mascota.

Así las cosas, sabemos que Truman Capote, reconocido escritor estadounidense, que escribió, entre varias obras, “A Sangre fría”, tuvo un bulldog, que se llamó “Maggie”.

Capote

Capote

Julio Verne, autor francés y precursor de las novelas de aventura y ciencia ficción, como “Viaje al centro de la tierra” entre más de 80 libros, le puso a su perro un nombre bastante peculiar: “Satélite”. El escritor inglés Charles Dickens, que escribió “Historia de dos ciudades” y “Oliver Twist”, entre otros títulos, apodó “Turk” (turco, en español) a su mastín napolitano. Dickens, también tuvo una gata, a la que llamó “Williamina” (adaptación femenina de “William”).

Dickens

Dickens

Otro escritor amante de los gatos fue Mark Twain, escritor estadounidense, autor de “Las aventuras de Tom Sawyer”. “Apollinaris”, “Beelzebub”, “Blatherskite”, “Satan”, “Tammany”, fueron algunos de los gatos que le hicieron compañía a Twain mientras escribía.

Twain

Twain

Sin duda, uno de los nombres más simbólicos, fue el del gato del escritor inglés H. G. Wells, conocido por obras como “La guerra de dos mundos”, que después sería llevada al cine. Wells le puso a su gato “Mr. Peter Wells”. Según dicen, de esta manera el escritor quiso demostrar que sin lugar a dudas el gato era parte de su familia.
C.S.

Enviar este artículo por e-mail Enviar este artículo por e-mail

Eventos24 Ago 2009 11:49 am

Desde el año pasado, el 24 de agosto se celebra en Buenos Aires el Día del Lector, en conmemoración del nacimiento de Jorge Luis Borges. El Ministerio de Cultura del Gobierno porteño ha organizado para hoy una movida en los bares y cafés de la ciudad, en la que lectores-narradores llevarán textos y leerán para los que estén en cada lugar que te menciono a continuación:

Bar The Classic, Laprida 1125, 19:30
Bonafide, Coronel Díaz y Charcas, 15:00
Café No doy Abasto, Anchorena 328, 19:00
Casona Cultural Humahuaca, Humahuaca 3518, 19:30
The classic, Laprida 1125, 20:00
El coleccionista, Rivadavia 4929, 17:00
Café de Origen, Rosario 472, 17:20
Plaza Triana, Hidalgo 18, 17:40
El Clavel, Rivadavia 6766, 17:00
Havanna, Rivadavia 661, 17:20
7º Arte La Maga, San Pedrito y Ramón Falcón, 18 hs
Playcafé, Emilio Castro 7435, 17:30
Punta Naón, Emilio Castro 7328, 17:50
Mi espacio, Emilio Castro 6402, 18:10
Clásica y moderna, Callao 892, 16:00
La Cumbre, Av. San Martín 2391, 14:00
Irupé, Av. San Martín 2244, 14:20
Le Monde, Av. Juan B, Justo 4040, 14:40
Bar o Bar, Pasaje tres sargentos, 415, 20:00
Bar San Martín, Belgrano 901, 15:30

¡Que lo disfrutes!
Gracias Finder por la info.

Enviar este artículo por e-mail Enviar este artículo por e-mail

Eventos18 Ago 2009 07:42 pm

La semana pasada estuve de visita en el Instituto Nuestra Señora de la Misericordia de Mataderos, una escuela con más de 50 años en el barrio, y su parroquia con más de 75, y tres edificios en la zona dedicados uno al Nivel Inicial, otro a la primaria y el tercero a la secundaria.

¡Qué ganas que tenía de volver al ruedo después del largo mes de vacaciones! Y la verdad es que no pudo ser mejor comienzo, porque me encontré con casi 400 chicos de primaria y jardín, entre los del turno mañana y los de la tarde, que me recibieron con tanto cariño y buena onda que no hice más que confirmar lo afortunado que me siento al dedicarme a esta actividad.

Invitado por las autoridades del colegio, me encontré con un grupo de docentes convencidos de lo que hacen con respecto a la importancia de la lectura y a su promoción. Fernando, el director de la primaria, Alejandra, la vicedirectora, Nidia, la directora del nivel inicial, y el grupo de maestras que tuve el gusto de conocer, me mostraron coherencia en ese sentido y mucho entusiasmo, al punto de haber organizado ellos mismos (por iniciativa de Nidia, Alejandra y Graciela, la maestra de Lengua) una Feria del Libro en la institución, bajo el nombre “Los cofres de Alejandría”, con el esfuerzo y la dedicación que sabemos que requiere una acción de esta naturaleza.

En mis presentaciones, siempre con bromas, narraciones, magia y mucha interacción, me asombré por la cantidad de fanáticos de “Supersucio” que encontré, incluido el Padre Pablo, el capellán quien, sin embargo, se ocupa de mantener limpias las almas de aquellas criaturas. También me sorprendió un acróstico que Viviana, la bibliotecaria, armó con mucha creatividad en base a mi nombre y preguntas sobre mis libros. Y me interesó especialmente, en la charla del almuerzo, el comentario coincidente sobre lo difícil que resulta que los chicos de la secundaria se interesen por la lectura.

Sólo me quedan palabras de agradecimiento por esta invitación, por el lindísimo día que me hicieron pasar y por permitir que mis textos crezcan junto a todos esos chicos que no olvidaré. ¡Hasta siempre!

Enviar este artículo por e-mail Enviar este artículo por e-mail

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...